EL COLEGIO
Antes incluso de empezar la primaria, su madre le había enseñado a leer. Aquello, sin embargo, le trajo problemas. <<Me aburría bastante durante los primeros años de colegio, así que me entretenía metiéndome en líos ( … ) Me encontré allí con un tipo de autoridad diferente de la cualquiera que hubiera visto antes y aquello no me gustaba. Lo cierto es que casi acaban conmigo. Estuvieron a punto de hacerme perder todo atisbo de curiosidad>>  ( … ) De joven, contrarrestaba el aburrimiento gastando bromas. ( … ) No es sorprendente, pues, que lo mandaran expulsado a casa dos o tres veces antes de acabar el tercer curso.

( … ) Cuando llegó el momento de pasar a cuarto curso ( … ) La profesora de la clase más avanzada era una mujer muy resuelta llamada Imoge Hill, conocida como Teddy, y se convirtió, en palabras de Job, en <<uno de los santos de mi vida. ( … ) Aprendí de ella más que de ningún otro profesor y, si no hubiera sido por esa mujer, estoy seguro de que habría acabado en prisión>>.

Del libro Steve Jobs. Walter Isaacson. Ed. Debate. 2011

Anuncios